Un blog dedicado a la nutrición y el bienestar.

Otros Datos y Tips

Una dietista desmiente 5 mitos sobre las dietas basadas en plantas

Jessica Bippen, MS, RD, reúne cinco mitos sobre la dieta basada en plantas.

¿Has pensado en adoptar una dieta saludable basada en plantas, solo para reconsiderarlo después de escuchar que no tienes suficientes proteínas? Este concepto erróneo es solo una de las muchas dietas basadas en plantas.

Con tanta desinformación aquí, es fácil dejar de lado toda esta forma de comer. Pero ahora es el momento de establecer el récord correcto al observar las verdades nutricionales detrás de las dietas basadas en plantas.

5 mitos de la dieta basada en vegetales, desacreditados

Mito #1: No puedes obtener suficiente proteína con una dieta basada en plantas

Este mito es, con mucho, el más común, pero la proteína abunda en todos los alimentos. ¡Sí, así es! Todos los alimentos (¡incluso las frutas!) contienen proteínas. Y aunque la fruta no se considera una “buena” fuente de protección, es solo para demostrar que la proteína no se limita a los productos animales.

Para la mayoría de las personas, el Cantidad diaria recomendada (RDA) de proteína es de 0,8 gramos de proteína por kilogramo de peso corporal total. Puede cumplir fácilmente esta cuota a través de una dieta basada en plantas. Buenas fuentes de protección vegetal incluyen frijoles, lentejas, tofu, tempeh, nueces, semillas y granos enteros. Si come una amplia variedad de alimentos y cumple con el nivel de calorías requerido, puede satisfacer fácilmente sus necesidades de proteínas.

Mito #2: Tendrás deficiencia de B12

La vitamina B12 es una vitamina soluble en agua que el cuerpo necesita para producir glóbulos rojos, sintetizar ADN y mantener una función neurológica óptima. También ayuda al cuerpo con sus funciones metabólicas, incluida la transformación de los alimentos en energía. Los síntomas sutiles de la deficiencia de vitamina B12 incluyen fatiga, debilidad y dificultad para pensar. Entre otros, síntomas más severos incluyen entumecimiento u hormigueo en las manos/pies, dificultad para respirar y lengua hinchada.

B12 está presente casi exclusivamente en productos animales porque es producido por las bacterias en el suelo que comen los animales; una vez ingerida, la B12 permanece en sus cuerpos. No hay fuentes confiables de B12 de origen vegetal que se encuentren en la naturaleza. Sin embargo, puedes encontrar productos vegetales enriquecidos con B12. Estos incluyen levadura nutricional, cereales y ciertas leches vegetales, yogures y quesos.

La mayoría de la gente piensa que solo dietas veganas o vegetales necesitan suplementación con vitamina B12. Sin embargo, los niveles bajos de B12 también pueden ocurrir en personas que consumen productos de origen animal. Pero ¿cómo es que? Necesitas una proteína llamada Factor intrínseco para absorber bien la B12. Muchas personas no producen naturalmente esta proteína o comienzan a producirla menos lentamente con la edad.

En la mayoría de los casos, los alimentos de origen vegetal deben complementarse con vitamina B12. Sin embargo, otros pueden querer probar sus niveles de B12 si experimentan los síntomas mencionados anteriormente.

Mito #3: Necesitas leche para tener huesos fuertes

El calcio es el mineral más abundante en el cuerpo. Es necesario para la salud ósea, la regulación de los latidos del corazón, la coagulación sanguínea efectiva y otras funciones metabólicas. Aún así, a pesar de Got Milk? campañas y otras investigaciones financiadas por la industria láctea, estas pautas a favor de los lácteos están obsoletas.

Nueva búsqueda muestra que el látex no es tan protector de los huesos como pensábamos. También muestra que el calcio solo no tiene ningún beneficio en la reducción del riesgo de fractura. También el Estudio de Salud de Enfermería de Harvard no muestra una correlación entre el aumento del consumo de leche y la reducción del riesgo de fracturas de cadera o brazo debido a la pérdida de tejido óseo.

Para huesos fuertes, su cuerpo necesita una combinación de vitamina D, vitamina K, magnesio y calcio. Puede satisfacer sus necesidades de calcio eligiendo alimentos vegetales ricos en calcio. Estos incluyen hojas de color verde oscuro, vegetales crucíferos, semillas de sésamo, tahini, almendras, leche vegetal y yogur fortificados y tofu con calcio. Sin embargo, si le resulta difícil comer estos alimentos todos los días, puede ser beneficioso tomar un suplemento que contenga calcio y vitamina D.

Mito #4: Las dietas basadas en vegetales son caras

Las dietas basadas en plantas tienen mala reputación por ser caras. Sin embargo, ¡este mito no podría estar más lejos de la realidad! La mayoría de los alimentos vegetales, incluidas las lentejas, los frijoles, los cereales y los productos de temporada, se encuentran entre los más asequibles. Los gastos más grandes surgen cuando elige comprar alimentos vegetales “de lujo”, como quesos a base de nueces, leches alternativas, helados y bocadillos envasados.

Para obtener mayores ahorros, compre sus alimentos básicos a base de plantas en contenedores a granel. Esta piratería de alimentos reduce los costos para que las empresas no tengan que gastar más en empaques. Además, te desharás del desorden que no necesitas. Comprar productos frescos de temporada también puede ayudar a su billetera. Si está fuera de temporada, considere comprar frutas y verduras congeladas o enlatadas. También puede llevar las cosas un paso más allá tomándose el tiempo para preparar las comidas. A la larga, preparar las comidas ahorra tiempo y dinero y evita la pérdida de alimentos innecesarios.


El hombre que sigue una dieta basada en plantas todavía está desarrollando músculo con flexiones

Mito #5: Es más difícil ganar músculo con una dieta basada en plantas

Este mito común de la dieta basada en plantas es seguido de cerca por el de las proteínas. Muchas personas en el mundo del fitness que están muy preocupadas por el crecimiento muscular y el rendimiento físico tienen dificultades para aceptar que la carne no es necesaria para ganar músculo.

Pero para ganar músculo, necesitas proteínas y carbohidratos, junto con la rutina de ejercicios correcta. Las investigaciones muestran que el aumento de la masa muscular y la fuerza están asociados con las proteínas, independientemente de la fuente. En otras palabras, tu cuerpo es inteligente y no distingue si la proteína proviene de fuentes vegetales o animales.

¿Necesitas plantillas? Competidor de U Strongman Patrik Baboumian, atleta de ultrarresistencia rollo ricoe innumerables otros atletas olímpicos y culturistas siguen una dieta basada en plantas.

Jessica Navarrete

Hola soy la Lic. nutricionista Jessica y eh creado este blog con la finalidad de ayudarte a mejorar tu vida, aqui encontraras consejos, recetas, recomendaciones, entre otras cosas, puede consultarme lo que gustes, estare al pendiente sigue tambien el blog por medio de facebook.

Puede que también te guste...

Deja un comentario

error: Content is protected !!