Un blog dedicado a la nutrición y el bienestar.

Contenido Nutrición

Cómo dejar de comer estrés mientras se trabaja de forma remota

¿Te encuentras caminando hacia la cocina cada vez que te sientes estresado o abrumado?

El estrés a menudo resulta en cambios significativos en nuestros hábitos alimenticios y puede significar hacer exactamente lo contrario de lo que se recomienda para mantener un peso saludable.

Hay razones psicológicas y biológicas detrás de por qué comemos cuando nos sentimos estresados.

Psicológicamente, podemos recurrir a la comida para aliviar emociones negativas o como mecanismo de afrontamiento. Biológicamente, el estrés está asociado con cambios en los niveles de la hormona cortisol, que juega un papel fundamental en la regulación de la energía.

Lo que come, y cómo lo come, durante los períodos estresantes puede influir significativamente en su peso y en su capacidad para sobrellevar el estrés. Como resultado, la ansiedad relacionada con el coronavirus y los cambios en su rutina pueden haber cambiado sus hábitos alimenticios. Estos son algunos consejos que le ayudarán a volver a la normalidad:

1. Identifique el desencadenante

La próxima vez que sienta la necesidad de estresarse, tómese un trago, tómese un descanso y pregúntese qué desencadenó la urgencia. Incluso un breve momento le brinda la oportunidad de tomar un curso de acción diferente: una alternativa a comer que aliviará el estrés sin dejarlo sintiéndose culpable o frustrado (por ejemplo, llamar a un amigo).

2. Elimina la tentación

Para facilitarte las cosas, trata de no tener en tu casa alimentos reconfortantes que sean difíciles de resistir. Rodéate de opciones de alimentos saludables y mantenlos a la altura de los ojos en el refrigerador y la despensa para que tengas más probabilidades de elegir.

3. Merienda saludable

Si siente la necesidad de comer entre comidas, no necesita contraatacar. En su lugar, elige un refrigerio rico en nutrientes y cómelo sabiamente. Los refrigerios ricos en fibra y protectores serán saciantes y ayudarán a curar el hambre entre comidas.

4. Coma comidas y refrigerios regulares

Establece una rutina para tus almuerzos y meriendas. Esto le ayudará a evitar picotear o picar durante todo el día. Comer cada dos horas puede ayudar a mantener estables los niveles de azúcar en la sangre, evitando caídas en los niveles de energía que, de lo contrario, podrían resultar en una alimentación estresante.

5. Prepara tu almuerzo y merienda la noche anterior

Si sueles preparar tu almuerzo y merienda para llevar al trabajo, no dejes que la costumbre desaparezca si trabajas desde casa. Si normalmente no eres un preparador de alimentos, ¡no hay mejor momento para comenzar! Tener su almuerzo y refrigerios listos para comer puede ayudarlo a asegurarse de que no los coma del refrigerador o de la despensa todo el día.

6. Levántate y muévete

Ya no tener que ir a la oficina puede significar que te sientas aún más solo. Sal a caminar, prueba una clase de yoga en línea o alguna otra actividad activa para despejarte y alejarte de la cocina.

Línea de fondo

Los disparadores de cada individuo para la dieta del estrés serán diferentes, lo que requerirá un enfoque único para el manejo. Elija la punta que resuena con usted (¡quizás todos!) Y dele una grieta roja. Si sueltas la pelota, sé amable contigo mismo y aprende de ello.

notas

  • Si desea una nutrición 1: 1, comuníquese con nosotros y podemos trabajar con usted para crear un plan que funcione para usted y su estilo de vida.
  • Echa un vistazo al libro de cocina Biting Truth aquí.

Jessica Navarrete

Hola soy la Lic. nutricionista Jessica y eh creado este blog con la finalidad de ayudarte a mejorar tu vida, aqui encontraras consejos, recetas, recomendaciones, entre otras cosas, puede consultarme lo que gustes, estare al pendiente sigue tambien el blog por medio de facebook.

Puede que también te guste...

Deja un comentario

error: Content is protected !!