Un blog dedicado a la nutrición y el bienestar.

Contenido Nutrición

5 pasos para mejorar su salud intestinal

Nos gusta referirnos al sistema digestivo como el centro de bienestar del cuerpo. Es responsable de convertir los alimentos en nutrientes simples y suministrarlos al cuerpo a través del torrente sanguíneo. También contiene billones de bacterias, la mayoría de las cuales se encuentran en el intestino grueso, que desempeñan un papel vital en la salud general. Sus bacterias intestinales pueden afectar su sistema inmunológico, el sueño, la energía, el peso, el apetito y mucho más. De hecho, alrededor del 70 % del sistema inmunológico de su cuerpo reside en su intestino, y sus bacterias intestinales impactan significativamente su salud inmunológica.

La mala salud intestinal no solo está relacionada con problemas como la hinchazón o el estreñimiento, sino que también puede desempeñar un papel en el control de enfermedades como la diabetes, los trastornos autoinmunes, la artritis y la depresión. Incluso las condiciones que pueden parecer completamente ajenas a su intestino, como el eczema, pueden estar relacionadas.

Descubre estos 5 sencillos pasos que puedes empezar a hacer hoy mismo para lograr una mejor salud intestinal.

# 1: Coma una variedad de prebióticos

Hay cientos de especies de bacterias en sus intestinos. Cada especie juega un papel diferente en su salud y requiere diferentes nutrientes para crecer. Los prebióticos son un tipo de fibra dietética que pasa por el cuerpo sin digestión, actuando como alimento para las bacterias buenas en el intestino. Ayudan a estimular el crecimiento y la supervivencia de bacterias buenas y desalientan el crecimiento de otras bacterias dañinas. Una dieta que consiste en varios alimentos prebióticos puede dar lugar a una variedad diferente de bacterias intestinales, lo que es beneficioso para la salud. La ingesta de fibra recomendada para adultos es de 30 g por día.

Buenas fuentes de prebióticos incluyen:

  • Frutas como plátanos, manzanas y bayas
  • Verduras como ajos, puerros, espárragos, alcachofas y cebollas
  • Granos integrales como la avena.
  • Verduras como garbanzos, lentejas y frijoles

# 2: Coma más alimentos ricos en polifenoles

Los polifenoles son compuestos naturales que se encuentran en las plantas. Muchas de estas plantas constituyen nuestro suministro de alimentos, incluidas frutas, verduras, café, té y vino. Una vez ingeridos, solo entre el 5 y el 10 % de los polifenoles se absorben directamente en el intestino delgado; el resto llega al intestino grueso, donde las bacterias intestinales los excretan. Estos metabolitos de descomposición tienen una variedad de efectos fisiológicos importantes. Los polifenoles también pueden ayudar a apoyar el crecimiento de bacterias amigables e inhibir el crecimiento de bacterias dañinas que pueden conducir a un microbioma saludable diferente.

Buenas fuentes de polifenoles incluyen:

  • Chocolate negro
  • pieles de uva
  • té verde
  • Almendras
  • Cebollas
  • Bayas
  • Melé
  • Brócoli

# 3: Coma más alimentos ricos en probióticos

Los probióticos son “bacterias amigables” vivas que son buenas para nuestra salud, especialmente para nuestro sistema digestivo. Se encuentran naturalmente en el cuerpo, pero también se pueden encontrar en ciertos alimentos y suplementos. Actúan para reducir la cantidad de bacterias dañinas en el intestino, mejorando así la salud en general. Pueden ayudar a combatir la inflación, los gases y las molestias causadas por el crecimiento excesivo de hongos o bacterias «malas». Los alimentos fermentados, especialmente el yogur natural, pueden beneficiar su salud intestinal, pero aumentan la abundancia de bacterias beneficiosas.

Buenas fuentes alimenticias de probióticos:

  • Yogur
  • Kombucha
  • kéfir
  • Chucrut
  • kimchi
  • tempeh

#4: Incluir fuentes de ácidos grasos omega 3

Los ácidos grasos omega-3 son ácidos grasos esenciales, lo que significa que incluso si necesitamos mantenernos saludables, el cuerpo humano no puede producirlos por sí mismo, por lo que debemos tomarlos de los alimentos. Están relacionados con una variedad de beneficios para la salud, desde disminuir la inflamación hasta mejorar el estado de ánimo. Ahora, un estudio reciente sugiere que el omega-3 también podría ser responsable de una mejor salud intestinal, ayudando a mantener la microbiota intestinal diversa y saludable.

Buenas fuentes de ácidos grasos Omega 3 incluyen:

  • Pescados grasos como el salmón, la caballa y las sardinas
  • Semillas de lino
  • semillas de chia
  • Nueces
  • Tahini

#5: Mantente hidratado

Puede que no sea una sorpresa, pero mantenerse hidratado es esencial para una digestión óptima y una salud general. La fibra (especialmente la fibra prebiótica) es importante para la salud intestinal; sin embargo, para que este tipo de fibra haga su trabajo, se necesita agua adecuada. La insuficiencia de agua ralentiza significativamente su sistema digestivo y da como resultado heces más duras que son más difíciles de atravesar. Trate de consumir al menos 1.2-2 litros (6-8 vasos de agua) diariamente para una hidratación óptima y beneficios para la salud intestinal.

Línea de fondo

Su salud intestinal es muy importante para su salud en general. La mejor manera de mantener un intestino saludable es comer una variedad de alimentos frescos e integrales y asegurarse de obtener una gran cantidad de alimentos vegetales como verduras, frutas, legumbres, frijoles y granos integrales.

Echa un vistazo a algunas de nuestras recetas amigables con el intestino:

Jessica Navarrete

Hola soy la Lic. nutricionista Jessica y eh creado este blog con la finalidad de ayudarte a mejorar tu vida, aqui encontraras consejos, recetas, recomendaciones, entre otras cosas, puede consultarme lo que gustes, estare al pendiente sigue tambien el blog por medio de facebook.

Puede que también te guste...

Deja un comentario

error: Content is protected !!