Un blog dedicado a la nutrición y el bienestar.

Mejora tu vida

5 formas de calmar la ansiedad sin comer

El estrés puede tener causas físicas, como no dormir lo suficiente o sentir dolor. Otras veces puede tener una causa emocional como problemas financieros o enfermedades en un ser querido. A veces puede tener dificultades para entender por qué está estresado.

Hay momentos en que el estrés es inevitable. Cuando nos enfrentamos a factores estresantes que nos provocan ansiedad, a menudo recurrimos a la comida para hacer frente a estas duras emociones. Esto puede ir en contra de los hábitos saludables que desarrollamos a lo largo del año.

La ansiedad puede acercarse sigilosamente a usted y es posible que no siempre se dé cuenta de ello. Si tiene problemas con la alimentación estresante, es mucho más manejable cuando puede reconocer los síntomas de su ansiedad y familiarizarse con sus factores desencadenantes.

Los síntomas más comunes asociados con la ansiedad son fáciles de identificar: piense en frecuencia cardíaca alta, aumento de la presión arterial, ansiedad y mariposas en el estómago. Los síntomas sutiles como la ira, la tensión muscular, la sudoración excesiva y los problemas de concentración y memoria pueden ser un poco más difíciles de reconocer.

Algunos de los efectos secundarios de la ansiedad tienen consecuencias. Los comportamientos compulsivos, como los atracones, pueden conducir al aumento de peso.

Activadores comunes para la ansiedad

Los cambios importantes en la vida, sean bienvenidos o no, pueden desencadenar incertidumbre y ansiedad. Conseguir un nuevo trabajo o pasar por una ruptura puede ser igualmente estresante, y es posible que sienta la necesidad de darse un gusto para ayudar a lidiar con el estrés.

Los desencadenantes ambientales son otro factor importante en la ansiedad. Cuando se sienta ansioso, tómese un momento para evaluar su entorno. Es posible que se sienta estresado si la iluminación es demasiado brillante o demasiado tenue, si hay demasiado ruido y conmoción, o si todo es un desastre.

Los eventos sociales, especialmente con muchos extraños, también son una causa común de ansiedad. Si te encuentras pasando de la estación de comida a las fiestas, puede ser que tu estrés (en lugar de tu apetito) sea alto.

Si bien siempre puede irse de una fiesta o limpiar su casa cuando se sienta ansioso, muchos de los factores estresantes que causan nuestra ansiedad están fuera de nuestro control. El estrés agudo afecta nuestro juicio y puede durar hasta un mes después del evento que lo provoca, lo que puede dificultar sus objetivos de pérdida de peso. El estrés crónico se ha relacionado con enfermedades cardíacas y obesidad, y las personas pueden luchar contra él durante años. Afortunadamente, existen estrategias que podemos usar para lidiar con el estrés y la ansiedad a corto o largo plazo mientras mantenemos nuestras metas de salud. ¡Sumérgete en lo que podrían ser!

Cómo prevenir una alimentación estresante

1. Ocupa tu mente

Para muchos de nosotros, simplemente el sentimiento de ansiedad o preocupación golpea, estamos atrapados en patrones de pensamiento negativos. Nuestras mentes se vuelven locas y no podemos dejar de pensar en lo que nos estresa. En momentos como estos, a veces la mejor solución es tomarse un descanso de uno mismo y encontrar algo más positivo para escuchar.

Una excelente manera de ayudar con los pensamientos en curso es reemplazar esa voz interior con su podcast o música favoritos, o simplemente tener una conversación con un amigo o familiar. ¡Es difícil pensar demasiado cuando tenemos algo más para llenar ese espacio!

2. Practica yoga o meditación guiada

El yoga y la meditación pueden ser difíciles para las personas que lidian con la ansiedad porque tendemos a pensar en el proceso. y evita vivir el momento. ¡Esto puede anular los efectos calmantes que escuchamos tanto!

Si nunca has hecho yoga, es mucho mejor aprender secuencias de un instructor en lugar de intentar ver un video. Es mucho más fácil para ellos encontrar una forma deficiente y enseñarle cómo solucionarlo, y algunos de ellos pueden ofrecer modificaciones a las poses con las que tiene dificultades. Ir a una clase también puede motivarlo a terminar, y después de algunas sesiones, los beneficios que verá lo mantendrán motivado.

El yoga no solo puede ayudar con la ansiedad, sino que también puede desarrollar masa muscular, lo que lo ayudará a quemar calorías de manera más efectiva y lo ayudará con los objetivos de pérdida de peso. Además de eso, hay evidencia de que las personas que lo practican tienen más probabilidades de comer en mente.

Trate de seguir adelante con meditaciones guiadas. Vaya de la mano con el consejo número 1: si tiene una voz tranquila que lo guiará, no tendrá que «luchar» contra sus pensamientos para concentrarse. Practicar la meditación de atención plena entrena tu cerebro para permanecer en el presente, y varios estudios han sugerido practicar la meditación puede reducir los niveles de cortisol (también conocida como la hormona del estrés) en la sangre. Reducir sus niveles de estrés puede tratar la causa de su sobrealimentación y hacer que sea mucho más fácil mantenerse al día con hábitos saludables.

3. Repita un mantra

Los mantras pueden ser lo que tú quieras que sean. En resumen, desea pensar en una frase o incluso una palabra que se centre en usted y lo traiga al momento presente. Las palabras tienen poder y puedes usarlas para fortalecer tu mente e informar tus decisiones.

Un mantra también puede ayudarlo a mantenerse enfocado en sus objetivos para que pueda tomar las medidas adecuadas para ayudarlo a alcanzarlos todos los días. Piensa en las acciones que puedes realizar en el presente que te ayudarán a alcanzar tus objetivos, como elegir un refrigerio saludable en vez de comida chatarra.

Cuando te enfocas en una meta a largo plazo, como perder peso y sentirte saludable, es mucho más fácil tomar decisiones racionales. Si solo se enfoca en una meta a corto plazo, como satisfacer un antojo, es más probable que tome una decisión irracional, como comer cuando no tiene hambre.

¿Necesita algunos ejemplos antes de crear el suyo propio? Prueba, «Estoy a cargo de alimentar mi cuerpo con la mente» o «¡La comida es combustible!»

4. Escriba un diario sobre sus pensamientos y sentimientos

A veces, es útil reemplazar un pensamiento por otro. Otras veces, realmente necesitamos terminar y realmente llegar al fondo de lo que nos preocupa. ¡Ahí es cuando escribir un diario se convierte en nuestro mejor amigo! ¡Hazlo todo en papel, en un documento de Word o en un diario en línea! Se sorprenderá de lo que descubre cuando se toma el tiempo para escribir.

La ansiedad es desagradable y puedes convertirte en un maestro en ocultar emociones incómodas con las que no quieres lidiar. Si te tomas el tiempo de poner en palabras todos tus sentimientos, tendrás la oportunidad de procesarlos finalmente.

También le da la oportunidad de hacer una lluvia de ideas sobre las cosas que le causan estrés y llegar al fondo de los problemas que siente que están fuera de su control. A veces, tomarse el tiempo para relajarse en un espacio seguro y sin juzgar puede ayudarlo a identificar patrones de pensamiento irracionales y permitirle ver desde una perspectiva completamente nueva.

5. ¡Disfruta conscientemente!

¿Con qué frecuencia come sin sentarse? Si no se toma el tiempo para sentarse y disfrutar de su comida, incluso si se trata de un refrigerio saludable, su cerebro no podrá procesar tanto como consumió. No importa lo que comas, debes repartir tu comida, sentarte y comerla sabiamente.

Una forma de practicar una alimentación cuidadosa es llevar un diario de alimentos. Tómese el tiempo para anotar lo que comió, cuánto y a qué hora comió. También puede tomar nota de cómo se siente cuando come y cuánta hambre tiene. Esta práctica no es solo para ayudarlo a estar consciente de cuánto come a lo largo del día, sino que también puede ayudarlo a descubrir las conexiones entre los alimentos que come y su estado de ánimo. Con un poco más de autoconciencia, es mucho más fácil controlar su dieta emocional.

Si tienes antojo de algo para comer y no hay nada más que comida chatarra, vas a fallar. Mantenga muchas opciones saludables disponibles y limite la cantidad de alimentos tentadores que tiene en casa en un momento dado.

Tarde o temprano, las golosinas seguramente llegarán a su plato. Cuando lo hagan, ¡disfruta cada bocado! Si elige complacerse, pero se siente avergonzado todo el tiempo, poco placer obtendrá de esa experiencia. Tendemos a comer menos y a tener experiencias más positivas con la comida cuando lo hacemos con cuidado, ¡así que disfruta de tu postre!

Jessica Navarrete

Hola soy la Lic. nutricionista Jessica y eh creado este blog con la finalidad de ayudarte a mejorar tu vida, aqui encontraras consejos, recetas, recomendaciones, entre otras cosas, puede consultarme lo que gustes, estare al pendiente sigue tambien el blog por medio de facebook.

Puede que también te guste...

Deja un comentario

error: Content is protected !!