Un blog dedicado a la nutrición y el bienestar.

Otros Datos y Tips

5 alimentos saludables para apoyar la digestión y la salud intestinal

Hoy nuestros nutricionistas comparten los cinco nutrientes beneficiosos del intestino y alimentos probióticos que ayudan a equilibrar la digestión. ¡Para ayudarlo a tener un tracto digestivo fuerte y saludable, nuestro nutricionista incluso ha ideado una receta de yogur casera para que pueda preparar sus alimentos probióticos!

Lo que afecta nuestra digestión

Varios factores de estilo de vida, genéticos y dietéticos pueden afectar su salud digestiva. Ciertos trastornos digestivos, como el SII (un trastorno intestinal común que causa dolor abdominal, gases, diarrea y estreñimiento) o la ERGE (que se encuentra cuando el ácido estomacal o la bilis irritan el estómago) pueden alterar la digestión y el cuerpo como resultado entero. . Sin embargo, en general, sin otros problemas en juego, hay ciertos alimentos que pueden promover un microbioma rico y diverso para beneficiar su cuerpo, piel y bienestar.

Según nuestros nutricionistas, hay algunos pasos que puede seguir para mejorar la digestión. Es tan simple como suena, masticar despacio y con cuidado, tomar pequeños sorbos y comer los alimentos a continuación contribuirá en gran medida a prevenir los gases, la hinchazón y la indigestión.

¡Ahora comencemos con los mejores alimentos para tu intestino!

5 Alimentos para mejorar la digestión

Aquí hay cinco alimentos intestinales favoritos recomendados por dietistas registrados de HUM para un colon saludable.

1. Verduras crucíferas para bacterias saludables

Las verduras crucíferas son una gran base para un tracto digestivo saludable. Estos incluyen brócoli, coles de Bruselas, col rizada y col rizada. Son ricas en fibra y ricas en vitaminas y minerales saludables.

Cuando se trata de los intestinos, estos verduras ricas en fibra ayudan a regular la digestión y permiten que prosperen las bacterias saludables. Un estudio encontró un compuesto en las verduras crucíferas verdes que estimula el sistema inmunológico y activa un gen llamado T-bet. Los investigadores en Australia encontró que este gen vive en el intestino y en realidad activa el crecimiento de bacterias saludables en el tracto GI.

Aunque las verduras crucíferas tienen algunos nutrientes excelentes para alimentar su IG, también contienen un compuesto llamado celulosa que nuestros cuerpos naturales tienen dificultades para digerir. Esta es la razón por la cual, para algunos, comer verduras crudas puede provocar gases, hinchazón o dolor abdominal. Si su dieta no incluye muchas verduras, o si encuentra que son grandes para su IG, hay varias cosas que puede hacer. Incorpore verduras crudas en su dieta gradualmente con el tiempo, y cocinar o fermentar sus verduras puede ser beneficioso para facilitar su camino hacia el tracto digestivo y al mismo tiempo nutrir su colon.

Para algunos, tomar una enzima digestiva diaria que incluya celulasa, una enzima producida naturalmente por las bacterias intestinales para digerir la celulosa, puede ayudar a descomponer la fibra en las verduras crucíferas para que sea más fácil para el tracto gastrointestinal.

2. Semillas de chía y lino para obtener más fibra


Semillas de chía y fibra para fibra - Salud digestiva - The Wellnest of HUM Nutrition

Las semillas de chía son ricas en antioxidantes, ácidos grasos omega-3, minerales y vitaminas para una multitud de beneficios para la salud. Para la digestión, los mejores nutrientes aquí serán la fibra: solo dos colectas de semillas de chía aportan 10 gramos de fibra. Las semillas de lino también son una gran fuente de fibra dietética, lo que ayuda a aumentar las deposiciones y a prevenir el estreñimiento.

Cuando se trata de fibra, su cuerpo necesita ser insoluble (lo que significa que no se disuelve en agua y no se descompone en su IG) y soluble (que se disuelve en agua). La fibra dietética es esencial para una digestión saludable y es un nutriente del que muchos de nosotros no tenemos suficiente. Ayuda a mantener movimientos intestinales regulares, aumentar el volumen de las heces, prevenir el estreñimiento y eliminar los desechos. Estudios muestran que la forma en que las bacterias digieren la fibra también ayuda a producir ácidos grasos de cadena corta que son saludables para el colon.

Debido a la forma en que funciona en el cuerpo, es importante beber mucha agua con alimentos fibrosos para eliminar los desechos y prevenir el estreñimiento. Sin embargo, demasiada fibra puede provocar heces blandas, hinchazón o diarrea, así que asegúrese de consumir siempre con moderación.

3. Frutas y verduras para prebióticos

Frutas y Verduras para Prebióticos - Salud Digestiva - The Wellnest of HUM Nutrition

Los prebióticos se diferencian de los probióticos en que contienen nutrientes no digeribles que promueven el crecimiento y el éxito de bacterias saludables (de ahí el pre). Los probióticos son esas bacterias beneficiosas que respaldan su sistema digestivo, por lo que proteger su crecimiento y diversidad es un trabajo importante. Los prebióticos y los probióticos funcionan de manera sinérgica para promover el bienestar de su GI y mantener su cuerpo saludable.

Algunas frutas y verduras particularmente favorables incluyen los prebióticos que se encuentran en los espárragos, las alcachofas, los champiñones, las cebollas, las manzanas y los plátanos. La inulina, un componente nutricional que se encuentra naturalmente en muchas de estas frutas y verduras, es alta en fibra y baja en calorías. La fibra de la inulina es soluble y se disuelve en el estómago para retardar la digestión y aumentar la saciedad.

4. Verduras fermentadas

Vegetales Fermentados para Probióticos - Salud Digestiva - The Wellnest of HUM Nutrition

Hemos hablado extensamente sobre la gran cantidad de beneficios para la salud de los probióticos y cómo elegir el mejor probiótico para usted en el pasado. Los probióticos ayudan a mantener la digestión estable y favorecen la absorción de nutrientes. También ayudan a respaldar un microbioma alterado después de tomar antibióticos y pueden respaldar todo, desde la inmunidad hasta una piel sana o incluso la salud vaginal.

Los alimentos fermentados contienen bacterias que producen ácido láctico, que sobrevive al proceso digestivo ácido en el colon. Para opciones basadas en plantas, busque vegetales fermentados para alimentos probióticos naturales. (Aquí tenemos una guía completa de los mejores y peores probióticos). Opte por chucrut, un repollo fermentado, pero evite el tipo enlatado, ya que está pasteurizado y se elimina toda la bacteria. Pruebe también el kimchi, un elemento básico de cualquier barbacoa coreana, un repollo fermentado picante y rico en probióticos. Es particularmente beneficioso para su sistema inmunológico. Kombucha, un té fermentado, es otro probiótico popular.

5. Productos cultivados para alimentos probióticos a base de lácteos

Alimentos lácteos probióticos - Salud digestiva - The Wellnest of HUM Nutrition

Además de las verduras fermentadas, los productos lácteos cultivados como el yogur, el kéfir y el queso son probióticos para favorecer la digestión. El kéfir, un yogur bebible, contiene carbohidratos complejos que alimentan a las bacterias saludables. El yogur griego también es rico en proteínas para ayudarte a sentirte más saludable por más tiempo. Siempre que compre en un supermercado, busque sabores ligeros con poca o ninguna azúcar añadida.

Además, asegúrese de que las culturas vivas y activas estén realmente incluidas en la etiqueta. El proceso de calor destruye las bacterias malas y buenas. Por lo tanto, el proceso de pasteurización del yogur matará a los buenos, a menos que se agreguen más tarde.

Jessica Navarrete

Hola soy la Lic. nutricionista Jessica y eh creado este blog con la finalidad de ayudarte a mejorar tu vida, aqui encontraras consejos, recetas, recomendaciones, entre otras cosas, puede consultarme lo que gustes, estare al pendiente sigue tambien el blog por medio de facebook.

Puede que también te guste...

Deja un comentario

error: Content is protected !!